Vida sana: 5 formas de mantenerse hidratado durante el verano

Fuente: extractos traducidos del blog de MONCHIQUE, nuestra marca de agua alcalina.

No cabe duda de que el agua es uno de los elementos más importantes de nuestro organismo. ¿Pero sabes cómo mantenerte hidratado durante el verano? Descubre cómo asegurarte la hidratación en los días más calurosos con 5 sencillos consejos.

1. Opte por alimentos ricos en agua

Los alimentos que consume a lo largo del día también son fuertes aliados para mantener la hidratación durante el verano. Las elecciones alimentarias que hacemos pueden representar más del 20% de nuestra ingesta diaria de líquidos.

Las frutas y verduras son una buena apuesta ya que, además de ser ricas en agua, también contienen sales minerales y nutrientes. Muchos de los alimentos típicos de temporada son naturalmente ricos en agua, como el melón, las fresas y la sandía, por ejemplo.

Además de que estas frutas son una excelente opción para bocadillos saludables, también puedes usarlas para darle más sabor al agua. De hecho, si tiene dificultades para beber la cantidad de agua recomendada, una mezcla de frutas y verduras es una forma de hacer que esta bebida sea más apetecible.

2. Disminuya su consumo de sal

No es casualidad que en verano tendamos a preferir comidas más ligeras y frescas. En los días más calurosos, nuestro cuerpo necesita hacer un esfuerzo adicional para poder controlar su temperatura corporal.

Cuando comemos alimentos pesados, tendemos a sentirnos más pesados ​​y sin energía. Esto se debe a que las grasas y los alimentos “más pesados” requieren un mayor esfuerzo por parte del sistema digestivo para ser procesados.

La sal es una de las especias que debes reducir o incluso evitar durante los días más calurosos. Esto se debe a que ayuda a retener los fluidos corporales, lo que provoca una digestión más lenta y una sensación de sed.

Por eso, durante los días más calurosos, y para mantener la hidratación de tu cuerpo, reduce la cantidad de sal en la medida de lo posible a la hora de preparar tus comidas y elige opciones más ligeras y saludables.

3. Evite las bebidas alcohólicas

Cuando los días se calientan, una cerveza o un cóctel al final del día se siente especialmente bien. Sobre todo si es en una terraza, junto al mar y con amigos. Sin embargo, esto es algo que debes evitar para poder llevar una vida saludable y mantenerte hidratado durante el verano.

A pesar de ser una opción fresca y tentadora, las bebidas alcohólicas tienen un efecto diurético en nuestro organismo. Siempre que consumimos alcohol tendemos a perder más agua, principalmente a través de la orina, lo que conduce a la deshidratación.

Esto no significa que deba renunciar por completo a una bebida al final del día. Simplemente, intente siempre mezclar estas bebidas con agua, para reponer la hidratación del cuerpo. Y, sobre todo, bebe con moderación y conciencia.

4. Evite la exposición prolongada al sol

Sabemos que tomar el sol es una de las actividades favoritas durante los días soleados y calurosos y que conseguir un bronceado de ensueño es una de las metas del verano, sin embargo, siempre es importante recordar que las altas temperaturas son enemigas de la hidratación.

Por ello, y si no quieres renunciar al bronceado y a los días de playa, recuerda que siempre debes reforzar el consumo de agua y alimentos ricos en agua. Lleva siempre contigo una botella de 1,5 litros para beber durante todo el día y elige algunas de las frutas mencionadas anteriormente para tentempiés por la mañana y por la tarde.

5. Aumente su consumo diario de agua.

Por supuesto, una de las formas más efectivas de mantenerse hidratado durante el verano y durante todo el año es beber agua. Puede parecer un consejo trillado, pero la verdad es que marca una gran diferencia en el funcionamiento de su cuerpo.

El primer paso para asegurar la hidratación en los días más calurosos es llevar contigo una botella de agua en todo momento. Ya sea durante la jornada laboral, caminando, en la playa o haciendo ejercicio, es fundamental que beba agua con regularidad.

Aunque la recomendación es de 1,5 litros de agua al día, este valor depende de cada persona. Pero tan importante como la cantidad de agua que se ingiere, es que esta ingesta se realice a lo largo del día. Entonces, si tiende a olvidarse de beber agua, configure alarmas en su teléfono cada 30 minutos.

Vida sana: el agua no es todo igual

El agua no es toda igual y esta diferencia se debe principalmente a su pH. Este medidor mide el grado de acidez, neutralidad o alcalinidad de una solución.

Entre 5 y 6,5 se considera ácida, mientras que aquellas con un pH de 7 son neutras. Por otro lado, las aguas con un pH superior a 7,5 se consideran alcalinas.

Los beneficios de elegir agua alcalina son señalados por numerosos expertos y entre ellos se encuentran la eliminación de toxinas del organismo, la mejora del funcionamiento del estómago, páncreas y riñones, e incluso ayudar en la pérdida de masa grasa.

Entre las diferentes opciones que existen en el mercado, Água Monchique destaca por su pH de 9,5, el más alto de la oferta existente. Esto hace que esta marca sea la elección de muchos expertos en salud.

Agua Monchique , disponible en DeltaO2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
es_ESEspañol