En 2022, no bajaremos la guardia.

El equipo de DeltaO2 le desea un feliz año 2022.

El año 2021 llegó a su fin sin haber derrotado a COVID-19 y sus nuevas formas… Las medidas adoptadas para luchar contra el COVID no consiguen detener el virus e incluso con 3 dosis de vacuna, las personas se infectan y enferman. Hoy mismo, un joven amigo mío de unos treinta años está muy enfermo, ha dado positivo, a pesar de haber recibido sus tres dosis.

Más que nunca, es hora de comprender que el cuerpo es capaz de defenderse por sí mismo.

En el momento de escribir este artículo, se han publicado 210.542 estudios científicos en PUBMED (la biblioteca oficial de publicaciones medicales y científicas) sobre COVID-19… Estudian el virus, su evolución y variantes, las personas infectadas, lo que hace que unos enfermen e incluso mueran y otros no, las vacunas, los posibles tratamientos… Ningún médico o político puede asimilar toda la información que se acumula cada día, sin embargo, el conocimiento es ya muy grande.

También la investigación estudia el impacto de los productos naturales (la alimentación) y del estilo de vida, en el desarrollo de las enfermedades relacionadas con el COVID-19. Por supuesto, tampoco puedo asimilar tanta información, pero puedo centrar mi búsqueda de información en lo que nos interesa… en las herramientas que ofrecemos en DeltaO2, nutrición, hidratación y oxigenación… Y poco a poco voy entendiendo por qué algunas personas aún no están enfermas de COVID-19.

Lo que ya se desprende de mi lectura científica es que, al igual que en la prevención de muchas enfermedades crónicas o degenerativas, un cuerpo que se protege contra la inflamación y la oxidación es un cuerpo más fuerte contra el virus. La nutrición, la hidratación y la oxigenación adecuadas u optimizadas son capaces de evitar que el virus entre en las células.

Esta publicación no pretende ofrecer la fórmula mágica para combatir el COVID, pero actualmente estoy estudiando, por ejemplo, los efectos del omega-3 en nuestras membranas celulares… Y lo que se destaca de las mejores investigaciones es que, en modo de prevención, los omega-3 son muy importantes porque evitan que el COVID-19 entre en las células por múltiples mecanismos. Por otro lado, alguien que cae enfermo y no ha tomado omega-3 no debería tomarlos en ese momento, porque sería demasiado tarde y tendría el efecto contrario, porque la lucha requeriría una inflamación que los omega-3 neutralizarían. Lo que quiero decir con este ejemplo es que además de aceptar simplemente la fatalidad de las recomendaciones del protocolo político (triple vacunación, mascarilla en la calle, desinfección, etc…) debemos informarnos y aprender a adoptar un estilo de vida saludable que nos ayude a protegernos aún mejor.

Cuidar nuestro microbiota intestinal, preservar nuestra salud cardiovascular, optimizar la oxigenación del organismo, controlar la calidad de las membranas celulares, luchar contra el estrés oxidativo… Estos son los ingredientes clave para apoyar las vacunas.

En 2022, intentaré destacar y vulgarizar esta información científica para que podéis entender lo importante que es la nutrición y la oxigenación en la prevención del COVID y de numerosas enfermedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
es_ESEspañol