21-09-2021 Día Mundial del Alzheimer.

Publicado en nuestro Instagram… síguenos.

Esta mañana, en Moncofa, la residencia de ancianos SAVIA ha organizado una marcha por la enfermedad de Alzheimer con tantos residentes como cuidadores, familiares y personas que, como nosotros, quieren ser los actores de esta película dramática para construir un final feliz.
DeltaO2 invierte mucho tiempo en el estudio de esta enfermedad (y de otras enfermedades neurodegenerativas) para prevenir la enfermedad de Alzheimer. Los avances científicos ya han permitido comprender en gran medida lo que ocurre no sólo en el cerebro, sino también en todo el cuerpo de las personas con la enfermedad de Alzheimer. En enero de 2021, aunque el mundo científico sigue muy centrado en la COVID, hay más de 12.800 nuevas publicaciones oficiales en todo el mundo que mencionan la enfermedad de Alzheimer en su contenido, de las cuales 4.820 están dedicadas exclusivamente a esta enfermedad. Sabemos con precisión cómo se dividen o descomponen las dos proteínas implicadas (amiloide y tau), en qué condiciones, con qué procesos enzimáticos y sus implicaciones. Es bien sabido que su desarrollo lleva años y comienza con un estilo de vida que no respeta muy bien nuestras células. Más allá de la predisposición genética, la enfermedad no es una fatalidad. Las deficiencias de oxígeno e hidratación, la mala gestión nutricional, especialmente de los lípidos (grasas) y los antioxidantes, la alteración de la microbiota intestinal, la salud cardiovascular afectada por el azúcar y los radicales libres y, por supuesto, el envejecimiento con sus consecuencias de reducción de la producción natural de muchas moléculas que nos ayudan a mantenernos sanos, son factores que intervienen en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.
Si las personas, los jóvenes, pudieran conocer el porqué y el cómo de la enfermedad de Alzheimer, podrían adaptar su estilo de vida y prevenir o retrasar considerablemente su desarrollo.
Al primer contacto, el 100% de mis clientes no saben cómo prevenir la enfermedad de Alzheimer u otras enfermedades neurodegenerativas o crónicas. En realidad, la prevención no es muy complicada y la considero más importante que las matemáticas o los idiomas… debería formar parte del programa escolar. La clave de la prevención no es un simple paseo por el pueblo… hacer visible la enfermedad es importante, pero ¿Qué enseña a la gente?
Todavía queda mucho por descubrir. Pero, ¿a qué esperamos para practicar a diario lo que ya sabemos?

Estoy dispuesto a compartir mis conocimientos y dar buenos consejos para lograr hábitos saludables que previenen la enfermedad.

Contactarme ya

Somos… bacterias (nuestro otro cerebro puede controlar el desarrollo del Alzheimer)

Estudiando nuestra salud, he entendido que nuestros suministros provienen de los 4 elementos (agua, tierra-nutrientes, aire-oxígeno y fuego-luz). Sin ellos nuestra vida es biológicamente imposible. Sin embargo, nos olvidábamos el quinto elemento: Las bacterias.

Hace una década que la ciencia, gracias a avances tecnológicos, ha empezado a estudiar este mundo que vive en nosotros y supera de 10 veces a nuestra cantidad de células. Tiene un impacto fundamental en nuestra salud ya que el microbiota intestinal regula la absorción de nutrientes, nuestro sistema inmunológico y hormonal, hasta nuestro sistema neurológico y no es por nada que lo llamamos segundo cerebro.

Un fallo en nuestro microbiota (en cantidad y/o variedad) y se puede perder en absorción de nutrientes, en mucosidad intestinal, dañar las paredes intestinales y provocar una permeabilidad no controlada, dejando entrar partículas, metabolitos y microbios no deseados en el torrente sanguíneo, excitar de las defensas inmunes liberando muchas moléculas proinflamatorias, afectando por otro lado a la producción de ciertas hormonas y neurotransmisores, afectando nuestro metabolismo, y teniendo consecuencias directas en el cerebro.

Por suerte, podemos controlar nuestro microbioma con la dieta. Solo hay que conocerlo, saber como diversificarlo, mantenerlo y como nutrirlo. Sin embargo, si ya está alterado y que esta en estado de permeabilidad intestinal, se necesita un programa de recuperación completo y eficaz. Con nuestra solución, reparamos las paredes intestinales, repoblamos y nutrimos el microbioma, y lo cuidamos.

Numerosos estudios demuestran el impacto del microbioma intestinal en el desarrollo de Alzheimer. Una revisión de junio 2020 sintetiza los avances de nuestros conocimientos.

Cuídate. DeltaO2 te ayudará.

vea también nuestra pagina Alzheimer

Somos lo que respiramos… Con oxígeno no se desarrolla Alzheimer.

El cerebro consume 20% del oxígeno que respiramos para alimentar menos de 10% de las neuronas a la vez.

El aporte de oxígeno es esencial a la vida y funcionamiento del cerebro. Sin embargo, su aporte depende de nuestra salud pulmonar y cardiovascular. Se ha demostrado que nuestro mundo actual de contaminación nos lleva a la edad adulta a perder hasta 30% de capacidad respiratoria sin fumar. Los 70% que entran en el torrente sanguíneo tienen que distribuirse a todas las células del cuerpo solo que nuestros vasos sanguíneos también pierden en capacidad de difundir el oxígeno.

Nuestro cuerpo produce una molécula que ha dado lugar a un premio Nobel, el óxido nítrico (ON). Tiene muchas funciones en las cuales destaco que trabaja en la lucha contra la arteriosclerosis, o sea la acumulación de grasa en las arterias. Sanos, a 40 años, perdemos naturalmente el 50% de la producción de ON. Al reducir la luz vascular sobre todo en la llegada a los capilares, la hemoglobina que transporta el oxígeno no puede pasar fácilmente y no lleva un aporte correcto de O2 en muchas partes del cuerpo incluso el cerebro. Se habla de hipoxia o isquemia. También es un factor de desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Se ha demostrado que la hiperfosforilación de TAU y la acumulación de placas amiloides aumentan en situación de hipoxia y disminuyen con unmayor aporte de oxígeno. (ver la publicación cientifica)

Para volver a oxigenarse, hay que apoyar la producción de óxido nítrico y eso se puede con una buena suplementación en Arginina y Citrulina. Otra posibilidad más efectiva y rápida: la oxigenoterapia hiperbárica (OHB). Numerosos estudios afirman los beneficios de la OHB no solo en la prevención, pero en la recuperación de funciones cognitivas hasta por un ICTUS. Los beneficios para Alzheimer también han sido efectivos solo que la cámara hiperbárica no puede ser un tratamiento temporal pero un estilo de vida saludable semanal desde la edad adulta para prevenir todo tipo de enfermedades desarrolladas por la hipoxia progresiva del organismo con el envejecimiento. Es posible con DeltaO2.

Cuídate. DeltaO2 te ayudará.

 

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
es_ESEspañol