Oxigenación hiperbárica y angiogénesis.


Cuando sufrimos una herida, una úlcera, o cualquier necrosis… en el proceso de curación se destaca la reconstrucción de nuevos vasos sanguíneos. Esto se llama ANGIOGÉNESIS. Cuanto más envejecemos, o cuanto más alterado está el organismo por una o varias patologías, más difícil es el proceso de revascularización.
La oxigenación hiperbárica, con un protocolo de sesiones estrechamente monitorizadas, inicia un proceso denominado paradoja de hiperoxia/hipoxia que contribuye a una mejora y aceleración de la angiogénesis, no sólo en los sitios heridos, sino también en todo el cuerpo donde la vascularización actual es deficiente. Como resultado, nuestra red vascular vuelve a ser gradualmente más eficiente y el suministro de oxígeno y nutrientes llega a todas las células de forma óptima.
Nuestros clientes, especialmente las mujeres con piel sensible, suelen notar una mejora en la calidad de su piel. Una de las razones es precisamente la mejora de la circulación cutánea… Lo que se ve y se siente en el exterior también ocurre en todo el cuerpo y todos los órganos están mejor suministrados para mejorar su función.
Haga de la cámara hiperbárica su herramienta de bienestar y prevención, y un apoyo en la curación de sus lesiones. En DeltaO2, lo hacemos fácil y económico.

publicación científica: 

Efectos hiperbáricos sobre la angiogénesisCh. J. Buckley ; J. S. Cooper . 2021

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
es_ESEspañol