Oxigenación hiperbárica y angiogénesis.


Cuando sufrimos una herida, una úlcera, o cualquier necrosis… en el proceso de curación se destaca la reconstrucción de nuevos vasos sanguíneos. Esto se llama ANGIOGÉNESIS. Cuanto más envejecemos, o cuanto más alterado está el organismo por una o varias patologías, más difícil es el proceso de revascularización.
La oxigenación hiperbárica, con un protocolo de sesiones estrechamente monitorizadas, inicia un proceso denominado paradoja de hiperoxia/hipoxia que contribuye a una mejora y aceleración de la angiogénesis, no sólo en los sitios heridos, sino también en todo el cuerpo donde la vascularización actual es deficiente. Como resultado, nuestra red vascular vuelve a ser gradualmente más eficiente y el suministro de oxígeno y nutrientes llega a todas las células de forma óptima.
Nuestros clientes, especialmente las mujeres con piel sensible, suelen notar una mejora en la calidad de su piel. Una de las razones es precisamente la mejora de la circulación cutánea… Lo que se ve y se siente en el exterior también ocurre en todo el cuerpo y todos los órganos están mejor suministrados para mejorar su función.
Haga de la cámara hiperbárica su herramienta de bienestar y prevención, y un apoyo en la curación de sus lesiones. En DeltaO2, lo hacemos fácil y económico.

publicación científica: 

Efectos hiperbáricos sobre la angiogénesisCh. J. Buckley ; J. S. Cooper . 2021

29/10 DÍA MUNDIAL DEL ICTUS

El ICTUS se produce principalmente debido a una obstrucción vascular en los vasos que suministran sangre al cerebro, lo que provoca la muerte del tejido cerebral y déficits neurológicos. Es un problema de salud pública grave ya que es la principal causa de discapacidad física y la segunda causa de muerte en todo el mundo, especialmente en los países en desarrollo.

En DeltaO2, ya hemos hablado de como la oxigenación hiperbárica ayuda en la recuperación de muchas funciones cognitivas (más que motoras) incluso años después el accidente cerebrovascular.

Hoy queremos hablar más de la prevención del ICTUS…

Es un problema consecutivo a las enfermedades cardiovascular… no hay ICTUS si no hay arterosclerosis. Así que el primer acto de prevención del ICTUS es el cuidado de nuestros vasos sanguíneos.

Conocemos bastante bien los factores que alteran las paredes vasculares. Básicamente, se inicia con una disminución de la producción del óxido nítrico (molécula que sale de la conversión de arginina en citrulina) que se relaciona con un aumento del deposito de grasa en las arterias. El culpable no es el colesterol que es la victima al igual que las arterias. Los culpables, son los que alternan los transportadores de colesterol en la sangre.

Es cierto que controlando el colesterol, podemos evitar que haya demasiadas «victimas colesterol» pero solo se lucha contra el colesterol cuando es realmente alto en una cierta forma (LDL oxidado) y con las formas más naturales posibles ya que un medicamento como las estatinas lleva muchísimos efectos segundarios que se podrían evitar (el cuerpo necesita colesterol en cantidad para su salud).

Pero lo más importante, es de evitar que los transportadores de colesterol sean alterados y se pegan en las paredes vasculares.

¿Dónde están los peligros entonces?:

  • El estrés oxidativo (faltas en la producción endógena de antioxidantes y por la dieta),
  • El exceso de glucosa en la sangre (problemas de insulina),
  • El exceso de homocisteína en la sangre.

¿Pero qué es la homocisteína?

Es un producto intermediario en el metabolismo de aminoácidos. En estas transformaciones actúan enzimas necesitando cofactores vitamínicos, esencialmente las B6, B9 y B12.

La homocisteína es capaz de unirse al óxido nítrico bloqueando su acción de vasodilatación y de protección.

También se une a la lipoproteína LDL (transportador de colesterol) y la oxida haciendo que sea captada en el endotelio y asimilada por los macrófagos.

Así compromete la integridad del endotelio (pared celular interna de las arterias), genera inflamación y aumenta la agregación y adhesión de trombocitos.

Cuando el deposito se hace importante, siempre se podría despegar una parte de las paredes, circular en la sangre hasta obstruir vasos más pequeños y generar una hipoxia (falta de oxígeno) brutal de los tejidos que suministran… en el caso del cerebro, hablamos de ICTUS.

En conclusión, cuidar de sus vasos sanguíneos consiste en tener diariamente un aporte suficiente en antioxidantes (la vitamina C es un antioxidante potente en la sangre), en Arginina para producir el óxido nítrico, en Vitaminas B6, B9 y B12 para controlar la homocisteína. El omega-3 también juega un papel importante en la protección del endotelio.

Quien conozca de nutrición y cuida diariamente su alimentación puede lograrlo correctamente. Pero no todos tenemos el tiempo, el conocimiento, la motivación de llevarlo bien. Para ellos, es imprescindible suplementarse con lo mejor del mercado y reducir el consumo de azúcar sobre todo refinados y procesados y elegir grasas saludables (omega-3 y -9).

En Delta O2 proporcionamos 2 suplementos de calidad :

  • PROARGI-9+ que nos ofrece una formula considerada como la mejor del mundo por el Vademecum internacional PDR (desde 2014) con dosis optimas de Arginina (junto a Citrulina), Vitamina C,  y las 3 que regulan la homocisteína las vitaminas B6m B9 y B12.

  • Omega-3 de aceite de pescados que se pescan en Chile.

 

 

Omega-3 de Synergy

En Deltao2 ayudamos a alcanzar tu bienestar con los suministros que necesita tu cuerpo. Oxígeno, agua y nutrición.

Los peces utilizados en el Omega-3 de Synergy originan en la zona de pesca de anchoa más rica del mundo, frente a las costas de Chile y Perú. La anchoa silvestre es pequeña, baja en la cadena alimentaria, tiene una población sostenible y tiene un ciclo de vida corto, lo que evita la acumulación de  metales pesados.

El Omega-3 de Synergy se procesa en una fábrica de grado farmacéutico que funciona con fuentes de energía renovables. Nuestro aceite de pescado se produce en una fracción del tiempo produciendo cerca del suministro de pescado y procesando el aceite inmediatamente, sin intermediarios.
Los procesos patentados; son, realizados en un “sistema cerrado” con una exposición mínima al calor y al oxígeno para evitar la oxidación, se utilizan para eliminar cualquier contaminante del aceite concentrado, manteniendo la pureza y la potencia.

Los Omega-3 de pescado (EPA-DHA) no son necesarios para vivir, pero son esenciales para la salud y sobre todo cardiovascular, cerebral y el equilibrio inflamatorio natural del cuerpo.
Se recomiendan desde niño (como lo hacían antiguamente con el horroroso aceite de hígado de bacalao), y a diario, a lo largo de la vida ya que comemos mucho menos pescado, pobre en Omega-3 y rico en contaminantes.
De uno desarrolla más potencial al cerebro que si no lo tienes, substituye el Omega-3 por omega-6 menos eficiente en las funciones neuronales y encima neuro-inflamatorio.
Y de dos, debe trabajar en equilibrio con el Omega-6 (proporción saludable 1 Omega-3 por 1 a 4 Omega-6… estamos en realidad a 1 por más de 20 con consecuencia de generar una inflamación generalizada y silenciosa que, a lo largo de los años, es factor desencadenantes de muchas enfermedades crónicas y neurodegenerativas).

Los suplementos de Omega-3 de pescado (EPA-DHA) son parte imprescindible de todo apoyo a tratamiento de prevención y recuperación de las enfermedades crónicas y neurodegenerativas.
Se aloja en las membranas celulares de todo nuestro cuerpo (principalmente en el cerebro y los ojos para el DHA).
Y contrariamente a otras grasas que abundan en nuestras dietas, son, juntos al omega-9 y aceite de coco, los más saludables para nuestro organismo.

descargar la hoja de información

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
es_ESEspañol