06/10/2021 Día Mundial de la Parálisis cerebral

Han pasado 5 años desde que publiqué (1) sobre el trabajo del Dr. Marois en Canadá sobre los beneficios de la oxigenación hiperbárica para los niños con autismo y parálisis cerebral.

Durante 23 años, este médico ha tratado a más de 1.200 niños con cámaras hiperbáricas de baja presión, con resultados extremadamente positivos.

Lleva 20 años luchando para que el tratamiento hiperbárico sea considerado por la ciencia y la salud pública en Quebec. En 2018, logró ponerlo en conocimiento de las autoridades políticas bajo el impulso de muchas familias que crearon una asociación para promover y solicitar que el tratamiento sea reconocido y cubierto por la Seguridad Social. En febrero de 2020, las autoridades, tras un simple examen de la bibliografía científica existente, manteniendo de 10, 4 estudios que no avalan el uso de la cámara hiperbárica (cuyos estudios arrojan conclusiones con posibles malas interpretaciones) han renunciado a incluir el tratamiento en la seguridad social. (2,3)

¿Por qué las posibles malas interpretaciones?

Porque son estudios que comparan (una vez más) un grupo con una determinada presión al 100% de O2, y otro con una baja presión como placebo (la nuestra: 1.3ATA) con mejoras muy significativas en ambos grupos. Pero teniendo en cuenta que la presión baja es un placebo, concluyeron que, como no hay diferencia entre el tratamiento y el placebo, el tratamiento (con mayor presión) no es eficaz, a parte que además genera problemas de barotraumas (dolor de oído muy superior al placebo).

Parece que no tuvieron en cuenta la publicación de Efrati (4), uno de los expertos más implicados a nivel mundial, que publicó en 2014 para la UHMS (primera referencia mundial de la medicina hiperbárica) que basta con considerar que la baja presión no es un tratamiento en sí mismo y que para lo que es neurológico es más adecuado que la medicina hiperbárica oficial (alta presión). Vea el artículo.

Aunque el Dr. Marois y muchas otras clínicas practican la baja presión en casos de parálisis cerebral, mejorando la calidad de vida de miles de niños y sus familias (se estima que es de 25 a 40 veces más eficiente que cualquier otro tratamiento)… las autoridades no lo consideran un tratamiento médico y no les ayudara económicamente (ver la diferencia entre oxigenación hiperbárica y medicina hiperbárica).

Como se puede ver en estos artículos, al ver los resultados, muchas familias en Canadá acaban comprando cámaras hiperbáricas portátiles para un uso diario en casa… Allá las cámaras se venden entre $ 15,000 y $ 25,000 según el Dr. Marois. Muchos, solo lograban hacerlo con campañas de recaudación de fondos para comprar una cámara hiperbárica que luego se comparte entre familias. Ya he recibido en DeltaO2 a familias con niños con Parálisis cerebral y confirmo los beneficios de los cuales habla el Dr Marois. Hemos también podido vender algunas cámaras hiperbáricas, la ultima a una familia de Cartagena que había iniciado el tratamiento en un centro que también nos ha comprado una cámara hiperbárica hace más de 2 años y han podido sacar el niño de un estado casi vegetativo. La ventaja es que nuestras cámaras corresponden exactamente a la indicación optima, y son mucho más accesibles que en América del Norte.

Si me refiero a la última investigación (China) publicada en septiembre 2021 (5) con un total de 2146 personas, que incluyeron 1185 participantes en el grupo HBO (oxigenación hiperbárica) y 961 en el grupo control han concluido: “La terapia con HBO puede producir un resultado de experimento clínico mucho más eficiente que el grupo de control con pacientes con parálisis cerebral, y la terapia con HBO es bien tolerada y relativamente segura para los participantes incluidos.

¿Cómo actúa la terapia con la parálisis cerebral?

La oxigenoterapia hiperbárica se ha utilizado para tratar a niños con parálisis cerebral. El fundamento de este tratamiento es la mejora de la oxigenación del tejido dañado del cerebro. A nivel celular, la oxigenoterapia hiperbárica parece mejorar la función mitocondrial de las células neuronales y gliales y, finalmente, el metabolismo celular; también parece reducir el estrés oxidativo, aumentar las neurotrofinas y la concentración de óxido nítrico y regular al alza los agentes guía de axones. El tratamiento también puede inducir neurogénesis y reducir la apoptosis. Otro posible mecanismo es la acción de la hiperoxia como estimulante neuronal. La hiperoxia disminuyó la conductancia de la membrana y el efecto del cierre de los canales iónicos, presumiblemente disminuyendo las corrientes hacia afuera (K) y / o hacia adentro (Cl), eventualmente causando despolarización y estimulación a la velocidad del fuego. Todos los mecanismos pueden promover la actividad neuronal.”(6)

Referencias:
  1. Cámaras hiperbáricas presión baja
  2. https://www.tvanouvelles.ca/2018/03/30/un-espoir-pour-les-parents-denfants-atteints-de-paralysie-cerebrale
  3. Rueda de Prensa 2018 
  4. UHM-2014-parálisis (versión original de la publicación de Efrati)-  traducción en español
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34569525/
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4358554/

01-10-2021 Día Internacional de la EDAD.

El día 1 de octubre es el día internacional de la Edad, o sea de los Mayores.

DeltaO2 quiere rendir homenaje a las personas mayores y recordar que es posible disfrutar de una jubilación saludable y evitar las enfermedades típicas de la vejez.
Es lógico que la edad implique cambios fisiológicos que no favorecen un buen estilo de vida. Sin embargo, esto no es una razón para fastidiar al cuerpo. Los cambios en el cuerpo no facilitan la respiración y la digestión adecuadas. Y los factores para el desarrollo de las enfermedades típicas están bien establecidos por la ciencia. Por tanto, tomar el control de la propia salud es posible con la información y las herramientas adecuadas.

Por otro lado, los jóvenes deben saber que ya están preparando su salud para la vejez. Es posible vivir más y mejor si, desde la adolescencia, empezamos a entender y cuidar nuestro cuerpo. La educación es crucial. Tantas cuestiones de salud como la hidratación, la oxidación, la inflamación silenciosa, la acidez, por qué comer es más que comer: es nutrir, proteger. Y que nuestro mundo artificial de (mal)consumismo hace lo contrario de lo que necesitamos.

Si quiere que le ayudemos a recuperar el control  :  póngase en contacto con nosotros.

 

Recuperación POST-CÁNCER

La agresividad de las terapias contra el cáncer es bien conocida. Tiende a destruir las células cancerosas, además de alterar nuestros propios tejidos y células.

Las implicaciones son importantes a todos los niveles del organismo (problemas cardíacos como insuficiencia, arritmia, problemas vasculares… problemas pulmonares, problemas hormonales e incluso aumento del riesgo de infertilidad, problemas óseos acelerando la osteoporosis, o problemas articulares, desarrollando problemas reumáticos, el sistema nervioso y el cerebro, generando problemas cognitivos o aumentando el riesgo de ictus, afectando a la salud bucodental, problemas de trastornos del estado de ánimo y depresión, etc.)

Por lo tanto, es interesante integrar, en el proceso de recuperación post-cáncer, una terapia con un impacto integral y menos invasivo. El oxígeno es un elemento natural muy necesario en cualquier estrategia de recuperación, y la hiperoxigenación ha mostrado respuestas sorprendentes en el control de la inflamación y la regeneración celular con todas sus consecuencias de mejor funcionamiento a todos los niveles, incluida la producción hormonal.

Se han realizado pocos estudios sobre la baja presión. Sin embargo, sus mecanismos están claramente identificados y corresponden a la necesidad de recuperación tras el cáncer. Para ello, es importante integrar un concepto muy importante llamado la paradoja de la hiperoxia/hipoxia.

El simple envejecimiento humano está vinculado principalmente a 2 importantes problemas fisiológicos: el estrés oxidativo y la hipoxia (menor aporte de oxígeno debido a una menor capacidad respiratoria y a la arteriosclerosis progresiva). Estos dos fenómenos aumentan la reducción del potencial de regeneración o de síntesis de importantes componentes y moléculas necesarias para el organismo (proteínas, hormonas, enzimas…). Los tratamientos contra el cáncer aumentan estos dos problemas, que es importante contrarrestar para una correcta recuperación. La oxigenación hiperbárica en un protocolo que ponga en marcha la paradoja hiperoxia/hipoxia generará una serie de beneficios que permiten y aceleran la recuperación.

Este tratamiento consiste en la activación del factor inducible hipóxico (una molécula que se encuentra en todas nuestras células como sensor de presencia de oxígeno), cuyos resultados de investigación fueron premiados con el Nobel de Medicina en 2019 (William Kaelin, Gregg Semenza y Peter Ratcliffe). Al año siguiente, Efrati se enfrentó a estos descubrimientos con la cámara hiperbárica y comprendió lo que llamó la paradoja de la hiperoxia/hipoxia. Te invito a entender esta paradoja de hiperoxia/hipoxia en esta publicación de Amir Hadanny y Shai Efrati – 25/06/2020:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7355982/

Todavía hay muy poca información general sobre los beneficios de la oxigenación hiperbárica después del cáncer. En general, los estudios se centran demasiado en casos o resultados concretos y no pueden tomarse como generalizaciones. Y claro la investigación se hizo principalmente por la medicina hiperbárica con altas presiones, protocolos limitados… y con razón porque la alta presión y el oxígeno medicinal también tienen efectos secundarios indeseables. No obstante, la experiencia de la oxigenación a baja presión con un 95% de concentración de oxígeno en un protocolo inicial de hiperoxia/paradoja de hipoxia y el posterior mantenimiento con una o dos sesiones semanales permite la recuperación y la conservación de los beneficios. No hay que descartar la baja presión ya que el mismo Efrati comenta en Reflexiones sobre los efectos neuroterapéuticos del oxígeno hiperbárico:

La mínima presión alta que un paciente puede percibir es de 1,3 atmósferas, lo que puede inducir un aumento de más del 50% en la oxigenación de los tejidos. Dado que esta oxigenación puede tener efectos fisiológicos importantes, el tratamiento con aire ambiente en 1.3ATA no es un «tratamiento ineficaz». Al mismo tiempo, la oxigenación en respuesta a una presión superior a 2ATA puede tener un efecto inhibitorio o incluso una toxicidad focal. Es concebible que el OHB por encima de dos atmósferas sea menos efectivo que el 1.3ATA, lo que explica las «inesperadas» mejoras en los grupos de control cuando el 1.3ATA se utilizó para el control simulado”. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24471697/

Ha cambiado la vida de mis clientes en Valencia, recuperándose no sólo físicamente sino emocionalmente y más aún en ocasiones, desarrollando una vida más activa que la que tenían antes del cáncer (y que los llevó a él).

No obstante, una asociación contra el cáncer, del Reino Unido, ha publicado un buen resumen sobre la cámara hiperbárica y la recuperación del cáncer:

https://www.macmillan.org.uk/cancer-information-and-support/treatments-and-drugs/hyperbaric-oxygen-hbo-treatment

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
es_ESEspañol