Medicos que trabajan a 1.3ATA, Dra. Grace Johnstone

Hoy quiero presentar a la Dra. Grace Johnstone que lleva una clínica en el estado americano de Vermont, a la frontera con Montreal, Canada. Es quiropráctica en el pueblo de East Hardwickm, desde 1993. En enero de 2014, Johnstone comenzó a ofrecer terapia de oxígeno hiperbárico (HBO), a pacientes que padecían dolencias que no respondían a la medicación u otras formas de tratamiento.

Dra. Grace Johnstone en su clínica en Montpelier Foto: JEB WALLACE-BRODEUR

Al aumentar la presión, explica, OHB aumenta la capacidad del cuerpo para absorber oxígeno, proporciona efectos antiinflamatorios y antimicrobianos, acelera la capacidad del cuerpo para repararse a sí mismo y estimula el sistema inmunológico.

Las cámaras hiperbáricas tradicionales, explica Johnstone, suelen utilizar oxígeno puro al 100 % a presiones de hasta 2,4 ATA, que es casi dos veces y media la presión atmosférica media al nivel del mar. Por el contrario, la OHB leve, del tipo que ella usa, aplica solo 1.3 ATA, con un contenido de oxígeno del 90 al 95 por ciento. (El aire seco normal tiene un 21 por ciento de oxígeno). El uso de presiones y concentraciones de oxígeno más bajas reduce los peligros: minimiza el riesgo de complicaciones típicamente causadas por la terapia hiperbárica de alta presión, incluyendo daño pulmonar o sinusal, pérdida de la visión y toxicidad por oxígeno.

En lo que respecta a la seguridad“, agrega, la OHB leve es “probablemente más segura que cruzar la calle“.

Johnstone descubrió por primera vez OHB después de que contrajo la enfermedad de Lyme en julio de 2012, que provocó meningitis y radiculoneuritis, que es la inflamación de una o más raíces de los nervios espinales. Después de un mes de antibióticos intravenosos y múltiples viajes a la sala de emergencias, resurgieron sus síntomas de Lyme.

Fue completamente incapacitante para mí. No podía caminar. No podía leer. No podía conducir“, recuerda Johnstone. Ella no volvió a trabajar por más de un año.

Entonces Johnstone conoció a una mujer cuya hija tenía Lyme y sufría convulsiones inexplicables. Tenían una cámara OHB en su casa y, en abril de 2013, le ofrecieron a Johnstone la oportunidad de probarla.

Para mí, la primera vez [usando OHB], me di cuenta de que esto estaba ayudando a mi cerebro”, recuerda. El dolor de oído de Johnstone, que había tenido durante nueve meses, desapareció de inmediato y dice que se sintió mucho más relajada. Para mí, fue el comienzo de recuperar mi vida, dice Johnstone.

después de tres semanas de tratamientos dos o tres veces por semana, dice, sintió energía renovada y claridad mental por primera vez en meses.”

Desde entonces, incorporó cámaras hiperbáricas en sus tratamientos, a pesar de que no se consideró cómo herramienta sanitaria. Es más, a principios de 2017, se asoció con la Asociación de Lesiones Cerebrales de Vermont para establecer una organización sin fines de lucro, Hyperbaric Vermont, cuyo objetivo es hacer que TOHB sea más accesible para los habitantes de Vermont.

Está semana, dedicaremos unos artículos de testimonios de algunos pacientes de la Dra Johnstone.

Si padece o conoce a alguien que tenga la enfermedad de Lyme, compartirle este testimonio.

Contactarnos638 15 35 85

Esta entrada tiene 3 comentarios

Deja una respuesta