“¿Ha oido alguna vez aquello de que no se puede vivir sin amor? Pues el oxígeno es más importante.”
-Dr HOUSE

¿Por qué oxigenarse?

El cuerpo, para construirse y protegerse, necesita 3 tipos de suministros “Químicos”.

    • Nutrientes (a través de la comida)
    • Agua (a través de la bebida y comida)
    • Oxígeno (a través de la respiración)

Para eso, comemos cada día; Bebemos muchas veces al día y Respiramos constantemente.

Solo con decir esto ya vemos el orden de importancia de cada tipo de suministro. Porque podemos sobrevivir muchos días sin comer, varios días sin beber, pero pocos minutos sin respirar.

Las redes sociales están llenas de información mareante sobre la nutrición, poquito sobre la hidratación y casi inexistente sobre la oxigenación.

Antes de seguir, es bueno completar la presente información confirmando que estos suministros no son todo… Existen también otras formas de suministros, no químicos, que el cuerpo necesita para su funcionamiento y sobrevivencia:

    • Bichos microscópicos que invitamos a vivir en nuestro interior para ayudarnos,
    • La luz (todos tipos de luz, pero también la oscuridad total),
    • Temperaturas adecuadas,
    • Movimientos (actividad física),
    • Descanso (sueño),
    • Felicidad (emocional, relacional, control del estrés…),

Y seguramente mucho más, que, en realidad, actuarán en el buen funcionamiento de lo que se forma gracias a los 3 primeros suministros “Químicos”.

Esta construyendo su cuerpo con lo que ingiere... Imagen de rawpixel.com en Freepik

Entonces, volvemos al ¿Por qué oxigenarse?

Al igual que muchos comemos mal, que muchos bebemos de todo, somos muchos respirando mal. Tanto por nuestra forma de respirar, inconsciente, rápida, por la boca… que por la calidad del aire que respiremos. Es más, envejeciendo, y para muchos el proceso es más rápido que para otros según la calidad y estilo de vida, el problema no es tan solo de respirar bien o mal sino de enviar el oxígeno hasta las células. Lo que se dificulta por dos obstáculos principales: la capacidad pulmonar reducida y la microcirculación deficiente.

A la pregunta ¿Por qué oxigenarse? Ya se entiende que es porque, en el contexto de nuestra vida actual (medio ambiente y estilo de vida), muchas células de nuestro organismo carecen del aporte correcto de oxígeno generando lo que se llama HIPOXIA (a veces solo localmente si se debe a problema de microcirculación) y hasta generalizada cuando es por capacidad pulmonar reducida o enfermedades relacionada con el transporte plasmático del oxígeno (ANEMIA).

Acabas de descubrir tal vez una nueva noción: la HIPOXIA.

Pues ahora tienes que saber que está presente en casi toda patología crónica o de la vejez.

  • Tiene una consecuencia directa en todas las células en hipoxia: la disfunción mitocondrial.

¿Qué es eso? Es el disfuncionamiento de las mitocondrias. En realidad, son bichos microscópicos que han vivido antes de todas formas de vida (vegetal o animal – y entonces humana). Y que han acompañado a las células de estas formas de vida (aunque para las plantas han evolucionado de otra forma y se llaman cloroplastos) para proporcionarles ENERGÍA.

Así que las mitocondrias son nuestras centrales energéticas y tenemos cientos hasta miles en cada tipo de célula que forma nuestro cuerpo (excepto los glóbulos rojos). Si reciben poco o nada de oxígeno, no producen energía pero cada vez más radicale libres que oxidan las células y ácidos que perturban la función enzimática celular. Sin energía no somos nada… ningún órgano o músculo podría funcionar, estaríamos muertos. Con poca energía, radicales libres y ácidos en exceso, podemos vivir, pero, mucho más sensibles a todo tipo de enfermedad. Y por lo mismo, tampoco podemos recuperar cualquier enfermedad del todo.

Así que volver a aportar oxígeno a las células hipóxicas es el paso olvidado o ignorado por muchos terapeutas para COMPLETAR la perfecta recuperación.

creación propia, por Canva
  • Además, la HIPOXIA tiene otra consecuencia que no se relaciona con las mitocondrias y la energía… Casi 90% del oxígeno nos sirve para la producción de energía, pero queda un 10% que participan en muchas funciones metabólicas con objetivo de sintetizar moléculas necesarias por el cuerpo (para citar solo una entre cientos: el colágeno). Si perdemos en producción de muchos metabolitos (como el colágeno) es también por un menor aporte de oxígeno cuando envejecemos.
La oxigenación del cuerpo, el suministro olvidado - Imagen de Freepik

Un cuerpo que quiere alcanzar su mejor bienestar y salud tiene que OPTIMIZAR la nutrición, la hidratación Y LA OXIGENACIÓN. Los 3 son de igual importancia y no se puede dejar ninguno de los 3 de lado. Estos 3 suministros son la base… luego también tiene que trabajar los otros aspectos ya mencionados (actividad física, sueño, emoción, estrés…) pero estos sirven a que la base funcione bien. Si la base está mal, lo demás nunca funcionará realmente con el tiempo.

Ahora bien, tengo que comer mejor, beber mejor… esto se puede lograr ya con información y actuación, eligiendo los productos adecuados, en cantidad, proporción, preparación y momentos adecuados. Pero para respirar mejor… ¿cómo hago?

Existen ejercicios de respiración (el Pranayama del Yoga es el más famoso). Sin embargo, aunque son muy eficientes, nunca proporcionarán los beneficios que permite la Cámara Hiperbárica.

Descubre nuestras cámaras Hiperbáricas